Guia Basica Ataque y Despliegue Clash Royale, Hola chicos, que gusto verlos por aquí otras vez y agradecido de que estén leyendo esta guia para aprender las cosas Básicas sobre un buen ataque y como desplegar tus tropas! espero sea de su agrado y puedan ayudarme y compartir esta guia con sus amigos!

Guia Basica Ataque y Despliegue Clash Royale Parte 1

Al empezar una batalla, debes primero dejar que tu barra Elixir se llene.

No debes imprudentemente desplegar tus cartas sin primero tener llena tu barra de Elixir, ya que sólo le darás a tu oponente la ventaja. Por ejemplo, digamos que despliegas tu Carta Príncipe cuando la batalla acaba de comenzar y tienes 6 Elixir. Tu oponente puede simplemente colocar una Carta Lapida, que cuesta solo 3 de Elixir y rápidamente terminar con tu príncipe y tomar ventaja en 3 Elixir. Otro ejemplo es jugar una defensa como la Torre Infernal de inmediato. Esta es una mala idea, ya que tu oponente puede esperar unos segundos para cargar el Elixir completo, planear un buen contraataque y también debilitar tu Torre Infernal sin siquiera tocarla debido a que la vida de tu torre infernal es de 40 segundos . Por lo tanto, es importante tener la barra de elixir llena antes de empezar.

Por lo general, te enfrentaras a oponentes que también esperaran a tener su barra de Elixir llena. En este caso, tiene dos opciones:

  1. Despliega tu Carta primero – Si llegas a 10 Elixir y despliegue tu carta primero, entonces podrás conseguir una mayor ventaja de Elixir por cada segundo que tu oponente permanezca con el Elixir completo.
  2. Despliegue tu Carta en segundo lugar – Si llegas a 10 Elixir y decides esperar a que tu oponente para poder desplegar tu la tuya, entonces le darás a tu oponente un extra de Elixir, mientras mas esperes, mas Elixir él ganara.

Por lo general, es mejor desplegar tu primera Carta en el momento justo antes de tener la barra completa de Elixir.

Al empezar una batalla, a menudo es una buena idea comenzar con una Carta de bajo coste en Elixir.

Empiece despacio. He dicho en esta guía muchas veces que debes comenzar tu batalla con un ritmo lento, y esto es fundamental para ganar.

Por ejemplo, digamos que tienes la Carta Príncipe y Arqueras en tu mano inicial. ¿Empiezas con los Arqueras o con tu Príncipe? A menudo es mejor comenzar con los Arqueras debido a su costo de Elixir significativamente menor (3 Elixir comparado con el costo de Elixir de Príncipe que es 5). ¿Porque es esto importante? Esto es importante ya que comenzar con una Carta de alto costo Elixir es a menudo peligroso. Si tu oponente simplemente pone una carta Lapida (3 de coste de Elixir), entonces se puede decir que perdiste rápidamente 2 Elixir. Mientras juegues con una carta de bajo costo de Elixir como Arqueras tendrás menos riesgo de eso y también te permitirá Explorar el primer movimiento de tu oponente sin tener que perder bastante Elixir. Si tu oponente decide enviar a su Gigante y Mosquetera al mismo tiempo, entonces estás preparado para hacer una buena defensa ya que tienes 7 Elixir restantes. Mientras que si hubieras desplegado a tu Príncipe, entonces la combinación de Gigante + Mosquetera macará rápidamente a tu Príncipe.

Una buena idea para ganar Elixir y crear una combinación más fuerte de cartas es desplegar tus tropas al final del campo de batalla (detrás de tus Torres)

Haciendo esto a tus tropas les tomara mas tiempo en ir hacia el lado opuesto, esto te permitirá cargar mas Elixir. Por lo tanto, si deseas crear una combinación mortal como un Gigante + Mosquetera + Bruja, que requiere de 14 de Elixir, gracias a esto podrás conseguirlo. Para hacerlo puedes colocar tu Gigante detrás de una de Tus torres y mientras el avanza  y llega hasta el puedes, tendrás un adicional de 9 Elixir para terminar con la combinación.

¿Qué Torre debo atacar primero?

Al comenzar una batalla, puedes optar por atacar cualquiera de las Torres de tu oponente. Sin embargo, si tu oponente decide atacar primero, entonces debes preparar una defensa para proteger tu torre en lugar de ignorar la amenaza y atacar a la otra torre. Por ejemplo, si tu oponente envía Arqueras contra tu Torre izquierda e ignoras a las Arqueras y vas a destruir la Torre derecha con tu carta Príncipe, es una mala idea porque las Arqueras causaran un daño significativo a tu Torre izquierda mientras que no hay garantía de que tu Príncipe lo haga a la torre derecha ya que tu oponente puede simplemente colocar una Lapida o Ejercito de esqueletos para acabar con él. Y por lo tanto, ignorar la amenaza y hacer un juego imprudente como eso puede costarte la batalla desde el primer movimiento.

Concéntrate en destruir una Torre a la vez

Un gran error que veo cometer a jugadores nuevos es que a menudo atacan ambas torres. Debes concentrarte en destruir la torre con el HP más bajo en primer lugar, y luego pasar a atacar la segunda torre, mientras que también puedes jugar a defenderte si estas con la delantera (para dejar correr el reloj).

Trata de cambiar la dirección de la batalla hacia tu torre más saludable

Por ejemplo, digamos que tu Torre izquierda tiene 1000 HP y tu Torre derecha tiene 2000 HP (y las Torres de su oponente están en plena salud). En este escenario, tu oponente tratará de apuntar constantemente a tu Torre izquierda, ya que obviamente esta debilitada. Sin embargo, todavía es muy posible que ganes.

Lo que debes hacer para conseguir eso es intentar forzar a tu oponente a atacar la Torre derecha en lugar de a tu debilitada Torre izquierda. Para hacer esto, deberías cargar Elixir y jugar un poco a la defensa de tu Torre izquierda (recuerda que las Torres tienen Arqueras encima de ellos para ayudarte en la defensa así que aprovecha eso) y luego hacer el primer movimiento en atacar La Torre de tu oponente con un buen combinado (es decir, Gigante + Mosquetero). Esto hará que sea difícil para tu oponente ignorar la gran amenaza y tendrá que cambiar su ataque para proteger su Torre. Con su ofensiva desplazada hacia el lado derecho, ahora puedes concentrarte en colocar repetidamente presión hacia este lado (evitando que tu oponente gane Elixir para apuntar a su lado izquierdo). Esta estrategia te permitirá salvar tu Torre y obtener una victoria de almenos una corona.

Los ataques más poderosos son los ataques jugados en combinación

Por ejemplo, una carta como el Gigante no es una gran amenaza, ya que es una tropa muy lenta. Sin embargo, cuando se combina con un atacante a distancia, como la carta Aqueras o la Mosquetera, se convierte en una amenaza muy grande, difícil de defender. Un gigante solo puede ser derribado por una carta Esbirros de 3 Elixir, pero con la ayuda de Aqueras, los Esbirros no podrán acabar con el  Gigante (él hace un camino a la torre de tu oponente). Por lo tanto, debes tratar constantemente de cargar Elixir y atacar en combinaciones!

Hay muchas maneras distintas de clasificar una carta tropa y sus especialidades:

  • Tropas terrestres = Una tropa que ataca desde tierra.
  • Topas aéreas = Una tropa que puede volar y atacar desde arriba. Las tropas aéreas pueden evitar ser atacadas por tropas terrestres que no pueden atacar unidades voladoras (como Bombardero, Príncipe, Caballero, Valquiria, etc.).
  • Tropas cuerpo a cuerpo = Una tropa que lucha mano a mano.
  • Tropas distancia = Una tropa que puede atacar desde una distancia. Las tropas de distancia como los Arqueras son capaces de atacar desde lejos y por lo tanto son mejor utilizados detrás de tropas cuerpo a cuerpo, ya que las tropas cuerpo a cuerpo son capaces de proteger su atacante a distancia.

Hay 2 tipos de daño infligido por las cartas

Cartas que consiguen “daño puntual” (daño a una sola tropa o estructura) y cartas que causan “daño de área o salpicadura” (daño a tropas o estructuras múltiples).

Las cartas con daños puntuales incluyen la mosquetera, el príncipe, la Arqueras, el Mini Pekka, etc. Las cartas de daño de áreo incluyen el bombardero, el valquiria, la bruja, el bebé dragon, la flecha, la bola de fuego, etc.

Por lo tanto, estos dos tipos de cartas tienen diferentes funciones. Con la capacidad de dañar varias unidades, las cartas de daño de área se utilizan mejor para derrotar a las hordas o enjambres de tropas con HP bajo, como esqueletos, duendes, bárbaros, etc. Mientras que las cartas que daño puntual que tienen mayor daño DPS  a todas las cartas y así que pueden ser utilizadas mejor para destruir unidades altas de HP. Por ejemplo, un Mini P.E.K.KA. se puede utilizar para acabar rápidamente con un gigante. Mientras que un atacante de área como la Valquiria le costara poder infringirle un daño decente al gigante.

 

¡Muchas gracias por leer todo el contenido! Comparte esta publicación con tus amigos Si te resulta útil, eso ayudará mucho a este blog. ¡Gracias amigos!